La periódica realización de estudios en los cuales se evalúan los cambios observados en la opinión de un determinado producto o marca según la imagen que percibe el consumidor se denomina seguimiento de imagen. Este instrumento se utiliza según las necesidades de la empresa, pudiendo además observar el impacto de campañas publicitarias a través del tiempo.